martes, 22 de marzo de 2011

La importancia del precio de la gasolina

Todos estamos viendo y sufriendo como en los últimos meses cada vez que vamos a llenar el depósito de nuestros coches nos encontramos que el precio del litro del diésel o de la gasolina no cesa de subir más y más: la escalada de precios es impresionante y nuestros bolsillos se resienten.

Si buscamos sobre las causas de esta subida nos encontramos explicaciones muy variopintas como que se debe a las revueltas en Egipto o Libia (que son países exportadores de petróleo pero ni de lejos son los principales),  "por tensiones en Oriente Medio" (cada vez que algún jeque o dictador árabe estornuda nos suben la gasolina), algún mini temporal en zona productora de petróleo, en fin, excusas y razones que no parecen justificar que estemos pagando el litro de diésel por encima del 1,30€ el litro.


Sí que es verdad, que lo que está sucediendo en Libia es
especialmente importante para nuestro país ya que Repsol produce allí el 3,8% de su producción total (es la segunda empresa del Mundo con más intereses en Libia después de la italiana ENI) y el 12,7% de las necesidades de petróleo de España vienen de Libia. Sin embargo, la brutal escalada de precios que nos ha llevado a que llenar un depósito medio de diésel cueste 15€ más que hace un año, es anterior al estallido del conflicto...¡la que nos espera entonces!

Teniendo en cuenta que el precio actual del barril de petróleo está algo por encima de los 105 $, ¿cómo es posible que sin embargo el precio del litro en nuestras gasolineras alcance niveles de cuando el barril estaba por encima de 145 $? Yo por más vueltas que le doy no encuentro respuesta, y si a esto le añadimos que todas las gasolineras (sean de la marca que sean) suben y bajan los precios al mismo tiempo y prácticamente en la misma cuantía, clama al cielo una investigación  por parte de la Comisión Nacional de la Competencia, como por fin se ha anunciado esta semana pasada. Espero que no quede en agua de borrajas como suele ser habitual.

Pero la importancias de estas subidas no es solamente que se resientan nuestros bolsillo cada vez que pagamos 70 € por llenar el depósito en vez de 50 ó 55 €, si no que van mucho más allá por culpa de la dependencia del petróleo en los países desarrollados, y en España en concreto es muy alta. Es fácil comprender que si suben los combustibles esto tiene repercusión en prácticamente los precios de todos los productos y servicios: los transportes son más caros, por tanto las mercancías transportadas serán más caras,
para producir luz también se usa petróleo, si debido a esto todas la empresas pagan el recibo de electricidad más caro tendrán más gastos y subirán los precios, etcétera. Además, la gasolina tiene lo que se denomina una demanda inelástica, es decir, que elevadas subidas de precio tienen una mínima repercusión en la demanda de gasolina repercutiendo en el consumo de otros bienes y servicios. Hablando en plata: si para ir al trabajo tengo que coger el coche y en vez de llenar el depósito con 50€ lo hago con 70€, pues en vez de reducir el "consumo de coche" lo que haré es reducir el consumo de otras cosas. Dada la situación de crisis en la que aún nos encontramos, las familias españolas hace tiempo que empezamos a recortar lujos por lo que ya pocas opciones de recorten nos quedan.

El efecto de este comportamiento puede ser devastador, ya que en España necesitamos un repunte del consumo privado (es decir, de las españolitos de a pié) cuanto antes para retomar la senda de la recuperación. Las grandes subidas en el precio de la gasolina no hacen más que retrasarlo e incluso acentuar el ahogo de la economía familiar. Tanto es así, que el Banco Central Europeo está sopesando retrasar la, inevitable, subida de tipo de interés que tenía
prevista para el próximo mes de abril. Lo que sí que ha dejado claro Trichet, presidente del Banco Central Europeo, es que no va a retrasar esta subida de tipos sólo porque a España le venga mal, y realmente esta subida para España sería devastadora pero es normal que el Banco Central Europeo esté cansado de ver como nuestro Gobierno no deja de desobedecer todas las recomendaciones que le llegan de la autoridades económicas europeas tomando medidas erróneas o tardías...mucho me temo que nos espera un 2011 nuevamente duro...

1 comentario: